martes, 17 de noviembre de 2015

La Generalitat Valenciana destina una subvención directa a la empresa presidida por Chimo Puig, a la vez que fulmina las ayudas a las entidades caritativas.

La eliminación de ayudas y subvenciones a Cáritas, que en muchas ocasiones ejercen las labores sociales que le corresponden a un Ejecutivo, ha sido toda una declaración de intenciones. Subvencionar a la empresa Carns de Morella S.L., negocio creado por el presidente valenciano en su etapa municipal, ha servido para confirmar su modelo de gestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario